EL BRUMEO

LA PESCA EN BARCO - EL BRUMEO - TÉCNICAS.

Como en todos los métodos de pesca, cada maestrillo tiene su librillo. Espero que haya muchos grandes maestros que cuenten con nosotros y nos cuenten sus trucos y experiencias.

Expondremos algunas normas para la pesca al brumeo.

El brumeo anteriormente hemos dicho que consiste en dejar la embarcación a la deriva para que recorra una zona en la que se estima que es visitada por los atunes. Pues bien, en ocasiones si la marea es demasiado fuerte y el desplazamiento se estima inadecuado, es una práctica habitual el anclar y esperar. Si se produce la picada tan solo deberemos con la mayor diligencia posible soltar el cabo del ancha, fijado a una boya para su posterior recuperación, y dejar la embarcación libre para comenzar el combate.

Como en todos los métodos de pesca, cada maestrillo tiene su librillo. Espero que haya muchos grandes maestros que cuenten con nosotros y nos cuenten sus trucos y experiencias.

Expondremos algunas normas para la pesca al brumeo.

El brumeo anteriormente hemos dicho que consiste en dejar la embarcación a la deriva para que recorra una zona en la que se estima que es visitada por los atunes. Pues bien, debido a que generalmente estas zonas se encuentran en fondos de más de 100 metros, por las corrientes no interesa la deriva de la embarcación para lo que es práctica habitual el anclaje de la misma. Este anclaje se realiza con un dispositivo de suelta rápida mediante boya, la cual la alejaremos de la embarcación lo más posible >50m., de tal forma que al producirse la picada tan solo deberemos con la mayor diligencia posible soltar el cabo del ancha, fijado a una boya para su posterior recuperación, y dejar la embarcación libre para comenzar el combate.

Es indispensable conocer la dirección y fuerza de la corriente, por lo que al llegar a la zona de pesca arrojaremos un puñado de sardinas al agua para comprobarlo. Una vez determinados estos factores anclaremos la embarcación según los cálculos realizados y comienza el brumeo.

Se comienza echando unas sardinas por la borda para detectar o atraer a posibles atunes existentes en la zona y se disponen las cañas y sedales. Los sedales se instalan escalonadamente, tanto en distancia a la embarcación (horizontal), como en distancia al fondo (vertical). Para conseguir este escalonamiento se utilizan unos balones (flotadores) que nos indicaran visualmente las distancias entre ellos y hacia el barco. Estos flotadores en la picada se perderán, por lo que es práctica habitual utilizar "globos de niños" unidos al sedal mediante una simple gomilla e incluso botellas plásticas asidas de igual forma.

El número de cañas más idóneo es el de tres, aunque algunos pescadores aumentan su número. Sin embargo, el riesgo de enmarañamientos aumenta con el número de cañas instaladas.

Pasemos a describir la ubicación de las líneas y distancias y profundidades idóneas. Lo primero es tener presente que esto es una norma general, siempre dependiente de la profundidad a la que se encuentren los atunes, ya que en ocasiones se les localiza a bastante profundidad y no hay forma de hacerlos subir.

La distancia del sedal más alejado de la embarcación será a un mínimo de 40 metros, disponiendo el resto a distancia menores en 10 metros. Por lo que nos resulta el primer sedal a 20 metros, segundo a 30 metros y tercero a 40 metros. Las profundidades a las que escalonaremos los cebos irán de menor a mayor y dependiendo de la profundidad en la que estimemos se encuentran los atunes. Ejemplo podría ser: el sedal más cercano a la embarcación lo podemos posicionar a 10 metros de fondo, el posterior a 25 metros de fondo y el tercero y más alejado a 40 metros de fondo. Este último podremos durante las revisiones del cebo aumentar o disminuir su profundidad.

Una vez dispuestos los aparejos se comienza la tarea penosa de la suelta del brumeo, esta se realiza pausada y paulatinamente, a intervalos para que se forme la estela de brumeo. Cada 20 segundos se irá arrojando una sardina al agua o si preferimos, cuando veamos desaparecer la anterior echaremos la siguiente. Hay aficionados que las parten por la mitad y las van arrojando en grupos de dos a cuatro trozos y hay quien sueltan puñados de 3 o 4. Otros aficionados, mediante una jeringuilla, inflan algunas de las sardinas para que floten en superficie y tarden más hundirse por lo que la estela atraerá piezas que se encuentren a muchas millas.

Hemos dicho anteriormente que al mismo tiempo de la suelta de sardinas, brumearemos con dispositivos de "enguado" paralelos. Usaremos el cubo de brumeo mencionado en el apartado de accesorios y con el saco de brumeo, con lo que quedará completada la estela de brumeo.

Por último dispondremos el espumador a una distancia tal que sus chorros de agua abarquen la zona en la que se encuentran dispuestos nuestros sedales.

Ya todo está listo, la paciencia entra en acción. A veces no tendremos éxito en varias partidas de pesca, hasta que ocurre la picada y todos los esfuerzos resultan compensados. Suerte.

 

HOME     EL ARTE DE LA PESCA-PESCA DEPORTIVA   El maestro Pescador ©

   SI DESEA ACCESO COMPLETO A NUESTRAS ESTADÍSTICAS PARA GESTIÓN DE PUBLICIDAD EN LA WEB...... ENVÍENOS UN CORREO Y SE LE DARÁ CLAVE DE ACCESO   Norfolk Fishing World Topsites ListTOPSITE PESCA DEPORTIVA