PESCA DE SARGOS CON CAÑA DE MANO Y MASILLA DE SARDINA

A la familia de los sargos pertenecen diversas especies muy codiciadas por todos los pescadores deportivos. Para todas estas especies se puede aplicar este método de pesca, pero muy en particular se usa para lograr especímenes de gran tamaño.

He de decir que para este método hay que armarse de paciencia y muchísimos días nos vendremos de vacío, pero también es cierto que el sargo más grande que he visto en mi vida lo ví pescar con este sistema por un pescador de muy avanzada edad,  del cual un grupo de amigos nos admirábamos de que la mayoría de los días no pescaba nada.

Lugar idóneo: Para este tipo de pesca hay que localizar un lugar entre rocas, en el que quede espacio suficiente para que un animal de gran tamaño pueda entrar. Particularmente son buenos sitios las cuevas entre piedras en puertos y radas, espacios limpios cercados por grandes rocas, y en definitiva los puntos en los que podamos colocar nuestra carnada de tal forma que quede algo aislada de los "pezqueñines" para que no se la coman y dejen que los ejemplares grandes puedan acudir.

Aparejos: Caña de mano, válida la que tengamos ya sean de 7 u 8 metros. Linea del 40, flotador o boya, anzuelo curvo. No se utilizan plomos de lastre ya que el peso de la propia carnada será suficiente.

Preparación de la masilla: Compondremos una masilla a base de sardina, harina y aceite usado. En un recipiente echaremos las sardinas límpias de espinas, sin cabeza ni aletras, solo la carne. Añadiremos harina en cantidad suficiente para que al ir amasándo estos ingredientes logremos obtener una masa homogénea, espesa y con consistencia parecida a la de la plastilina. Cogeremos aceite usado de freir y añadiremos un chorro. Volveremos a amasar todo hasta que logremos que el aceite se incorpore a la masa. Este añadido de aceite hace que la masilla sea algo impermeable y dure lo suficiente en el agua. Normalmente yo suelo dejar las sardinas un día entero en la terraza previamente, con esto logro que huelan lo suficiente y que la harina no les mate el olor a pescado. Además la masilla la suelo preparar el día anterior al de pesca, dejándolo en el frigorífico hasta el día elegido.

Método: Elegido el sitio de pesca, montaremos la caña y dejaremos desde el flotador o boya hasta el anzuelo el suficiente pelo como para que queden unos 20 cm. desde la carnada al fondo.

Confeccionaremos a mano, como si hicieramos una albódiga, una bola de masilla de aproximadamente de 2 a 3 cm de diámetro. ¿Parece demasiado grande?.... NO. El método consiste precisamente en eso, si ponemos una bolita como un garbanzo seguramente pescaremos, pero serán ejemplares menores. Este sistema persigue que el pez pequeño picotee de la gran bola hasta que el ejemplar que perseguimos ataque  y éste sí logrará tragársela entera. Al ser una carnada suficientemente blanda e impermeable, el pez mediano irá mordisqueándola pero no se la llevará completa como ocurre con otros cebos.

Nota... Hay que tener presente el peso de la bola para acoplar un flotador de suficiente tamaño para soportar este peso y que no se vaya a fondo. 

 

El maestro Pescador ©

HOME     EL ARTE DE LA PESCA-PESCA DEPORTIVA   El maestro Pescador ©

   SI DESEA ACCESO COMPLETO A NUESTRAS ESTADÍSTICAS PARA GESTIÓN DE PUBLICIDAD EN LA WEB...... ENVÍENOS UN CORREO Y SE LE DARÁ CLAVE DE ACCESO   Norfolk Fishing World Topsites ListTOPSITE PESCA DEPORTIVA